El fin de semana más kinky de Medellín

El fin de semana del 27 al 30 de julio se llevaron a cabo en Medellín una serie de eventos importantes para la comunidad BDSM y es menester realizar una pequeña reflexión y una serie de comentarios al respecto.

Con más de tres semanas de anticipación en redes se informó de la magnitud de los eventos que se llevarían a cabo en la ciudad de Medellín. La Licuadora se vestía de gala para recibir talleres de Shibari, una fiesta privada, el segundo bazar kinky, la Play Party como celebración del 24/7 y para finalizar un karaoke sado.

Conforme pasaba el tiempo y se acercaba el momento de empezar con esta celebración extendida se hizo todo un trabajo de redes tratando de informar a las personas interesadas de qué iba cada uno de los eventos y cuáles eran los requisitos para cada uno de ellos. La idea era que nadie se quedara por fuera de la gran celebración y que, según los gustos o intereses, cada uno eligiera el o los eventos que más le interesaran.

Se llegó el jueves y el taller de Shibari fue dictado por Shakur Exu, alumno de personalidades reconocidas en la enseñanza del Osada Ryu como Haru Tsubaki y Roy Burn. En este taller los asistentes pudieron aprender técnicas de shibari rápidas, seguras y efectivas y con toda la belleza del minimalismo oriental.

Un plus de este taller fue que los asistentes no solo tuvieron la oportunidad de aprender sobre las ataduras sino también sobre la comunicación no verbal con la persona atada, permitiendo una comunión entre cuerpo, mente y cuerdas.

El viernes se realizó una fiesta privada en honor a Lord Caligula y los que asistimos nos sumergimos en las profundas aguas del protocolo. La organización decidió que el evento se trataría de una reunión de Top/bottoms (Dominantes/sumisos) sin particular énfasis en tareas específicas o sub-roles y de protocolo medio, en el que se establecieron reglas básicas como el trato respetuoso a los tops, la restricción de la mirada, del habla, del uso de los muebles y de la autonomía para pedir comida y bebida en el bar para todos los bottoms.

La licuadora con una tenue luz roja y varios espacios dispuestos para el evento, tales como un “guardadero” de bottoms, una zona de dominantes con sofás y mesas, la jaula, la cruz y el potro, el personal de servicio atento a las órdenes de los dominantes y el indiscutible olor a cuero, le dieron a la noche un toque de disciplina y sensualidad. La complicidad de los asistentes y el estricto apego al protocolo señalado hizo de la fiesta casi un ritual, uno de los más gratos que se han vivido en la escena BDSM colombiana.

El sábado la comunidad y los interesados en el fetichismo, la sensualidad, las prendas y juguetes de calidad se dieron cita el La Licuadora para el Segundo Bazar Kinky que contó con la participación de Zombie Fet, Hechuras de Suetonio, DarkFire Arte manual, PipeH Diseño de Modas y Rock and Roll, Átame tv, BDSM Colombia Digital, BDSMColombia.info y Divas Chyrry con todos sus productos y sus iniciativas.

En el bazar además se realizaron suspensiones a cargo de Shakur Exu y un desfile en el cual las marcas pudieron exhibir sus prendas y accesorios, todo esto acompañado de buena música y el ambiente de camaradería que caracteriza a la comunidad.

En la noche, la velada se puso los tacones y el traje de cuero y con un estricto control del código de vestimenta se dio inicio a la celebración del 24/7. El tema de la fiesta era “La Granja” así que La Licuadora estaba dispuesta para recibir cuanto animal quisiera rondar. Los asistentes de la noche disfrutaron al ver perros, Gatos, Ponys, Cerdos y hasta una hermosa coneja que se ganó la admiración, los aplausos del público y una hermosa fusta cortesía de Hechuras de Suetonio.

Para amenizar la noche, La incubadora Burlesque en cabeza de Samanta Macana presentó su show de burlesque que encantó a más de uno y además Shakur Exu hizo de las suyas con una magnifica suspensión que fue digna de muchos aplausos y Centella Negro dejó al público boquiabierto con su espectáculo de látigos. Mientras todo eso ocurría, en la cabina Mannu Selirbak y CR1O7ANK de Commando Electronic Body Music acompañaron musicalmente todas las acciones y los juegos que se llevaron a cabo.

En conclusión, se vivió una noche de juego real, azotes, velas, plugs y colitas… adiestradores y mascotas, curiosos y BeDeSeMeros consagrados, todos en el mood de celebrar por lo alto el evento más representativo de la comunidad BDSM.

Luego de tanto azote y petplay, en la tarde y noche del domingo se llevó a cabo el Karaoke Sado, un evento que se volvió costumbre en la licuadora. Los asistentes contaron con un amplio repertorio e hicieron de las suyas sin perder el picante característico de la comunidad colombiana. Cali, Medellín y Bogotá, entonaron a una sola voz canciones dentro y fuera de la jaula para cerrar una semana de fiestas, música y erotismo con broche de oro.

Agradecemos a la Casa Productora PISOSIE7E  y a LaMaría María por el registro fotográfico.

Si quieres vivir momentos como estos, no olvides estar pendiente de los eventos que publicamos en BDSMColombia.info.

@Linasub.

Cuéntanos tu opinión ;)

%d bloggers like this: